Piensoque

Tuesday, May 11, 2004

Incongruencias del tiempo

Salgo de Madrid en vuelo a Ginebra. Llueve a cantaros. Madrid está bloqueado y el tráfico es un desastre. Espero llegar a la nieve suiza y, nada más pasar los Pirineos, empiezo a notar un cambio. A la altura que volamos todo está despejado pero, incluso por debajo nuestro, un par de kilómetros hacia el suelo, las nubes se van aclarando para, nada más sobrevolar Suiza, ofrecer un panorama claro y sin sombra de nubes.

Me invitan a comer al borde del lago. Hace un dían increíble. Comemos quitándonos la chaqueta.

En fin, el mundo al revés. ¿Donde está nuestra primavera?